La policía holandesa detiene a 15 manifestantes en medio de graves disturbios contra el confinamiento

Holanda volvió al confinamiento y el viernes unos 200 manifestantes opuestos a las restricciones sanitarias lanzaron piedras durante la conferencia de prensa del Primer Ministro en La Haya cuando estaba anunciando las nuevas medidas.

Los manifestantes se enfrentaron a los antidusturbios y policías a caballo frente al Ministerio de Justicia y Seguridad, donde se celebraba la conferencia de prensa.

La protesta acabó en escaramuzas por las calles. La policía dispersó a la multitud con un cañón de agua, estallaron disturbios y detuvieron a 15 manifestantes.

Pero la población no se ha dejado intimidar por la represión y el domingo volvieron a salir a la calle, aunque esta vez eran ya miles de personas.

El Primer Ministro, Mark Rutte, anunció la reintroducción del confinamiento y una serie de nuevas restricciones sanitarias, a pesar de que el 82 por ciento de la población ya se ha vacunado con su doble dosis.

Las medidas entraron en vigor el sábado por la noche y se mantendrán durante al menos tres semanas. Los bares, restaurantes y comercios “esenciales”, como los supermercados, cerrarán a las 20:00 horas y los comercios “no esenciales” a las 18:00 horas.

El gobierno pide a la población que no acoja a más de cuatro personas en sus casas y que teletrabajen, salvo que no sea posible. Se han cancelado los actos públicos y los partidos de fútbol se jugarán a puerta cerrada, incluido el partido de clasificación para el Mundial de fútbol entre Holanda y Noruega de la próxima semana. Sin embargo, las escuelas permanecerán abiertas y se permitirán las salidas fuera de casa.

El gobierno también está dispuesto a restringir el acceso a los restaurantes y locales de ocio después de un periodo de tres semanas sólo a los vacunados o curados de “covid”, y ya no a los que den negativo en las pruebas.

Las vacunas están fracasando clamorosamente y no sólo por los muertos y los efectos adversos. Habían prometido por activa y por pasiva que las restricciones acabarían con las inyecciones, y no está ocurriendo nada de eso.

La famosa “eficacia” de la que hablaron los expertos también ha demostrado ser falsa. En Holanda las dos dosis le parecen poco al gobierno, que ya ha anunciado una “campaña de refuerzo” para diciembre. No hay dos sin tres.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: