La policía francesa detiene y sienta en el banquillo a un médico opuesto a la vacunación

El médico Denis Agret, portavoz del movimiento antivacunas de Montpellier, fue detenido el martes por la policía y debía ser juzgado ayer, pero el juicio se suspendió hasta el 23 de febrero del año que viene.

Cerca de 200 personas se concentraron ayer ante el tribunal de Montpellier para mostrar su apoyo a quien es la cabeza visible del movimiento contra las vacunas en la localidad francesa.

El médico iba a ser juzgado por “poner en peligro a otras personas y violar la intimidad”, por haber incitado el pasado mes de enero a los niños a quitarse las mascarillas y haber difundido después sus fotos sin el permiso de los padres.

Además, el doctor Agret tiene varias investigaciones policiales abiertas como consecuencia de la batalla que libra contra los responsables sanitarios en torno a las mascarillas y las vacunas.

“No sé si fue apropiado ponerlo en custodia en la víspera de su juicio. En mi opinión, podría haberse hecho de otra manera”, dijo su abogado. “Esto forma parte de la rareza del tratamiento judicial que se le da”.

“Está impedido y no es cuestión de juzgarlo en estas condiciones”.

Ayer el presidente del tribunal penal de Montpellier anunció el aplazamiento del juicio.

Al médico le han censurado sus cuentas en Facebook, YouTube y Twitter. Ha abandonado el Colegio de Médicos y también el título de doctor en medicina. “Devuelvo mi bata y me lavo las manos”, dijo en una carta pública.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: