La policía de Estados Unidos ha asesinado a más de 30.000 personas entre 1980 y 2019

La policía de Estados Unidos ha asesinado a más de 30.800 personas entre 1980 y 2019, según un estudio publicado en la revista médica The Lancet. No obstante, estas cifras son una subestimación del impacto real del terror policial en el país norteamericano.

El estudio ha sido realizado por el Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud de la Escuela de Medicina en la Universidad de Washington (*).

Más de la mitad de los asesinatos de la policía de Estados Unidos quedaron ocultos en su momento. El 55 por ciento de las muertes a manos de la policía nunca fueron registradas o las camuflaron en las bases de datos gubernamentales. Los asesinatos no registrados representan más de 17.000 muertes a manos de la policía estadounidense que se mantuvieron ocultos durante un periodo de casi 40 años.

Hay un marcado aumento en los asesinatos policiales a lo largo de los casi 40 años. Durante los años ochenta, la tasa de mortalidad asociada a la violencia policial era de 0,25 por 100.000. Para la década de 2010, había aumentado a 0,34 por cada 100.000, un aumento de casi el 38,4 por ciento.

Hubo 293.000 asesinatos policiales a escala mundial entre 1980 y 2019. En 2019 Estados Unidos representó 13,2 por ciento de las 8.770 muertes a manos de la policía, cuando solo constituye el 4 por ciento de la población mundial. “Nadie murió por violencia policial en Noruega en 2019 y se registraron tres muertes en Inglaterra y Gales por violencia policial en 2018 y 2019”, escriben los investigadores.

Hay varios factores que explican la ocultación de los asesinatos, incluyendo los casos en que el médico forense no indica la participación de la policía en la causa de muerte del certificado de defunción. Los médicos forenses frecuentemente están integrados en los departamentos de policía y pueden sentir “importantes conflictos de interés” que los desincentivan de indicar que hubo participación policial en una muerte. El 22 por ciento de los forenses reconocen que han sido presionados por un policía para que falsifiquen la causa o la forma de muerte en un certificado de defunción.

La violencia policial en Estados Unidos refleja una sociedad definida por niveles inmensos y cada vez mayores de desigualdad social. La violencia policial afecta sobre todo a la clase obrera. El año pasado la policía asesinó a 475 personas blancas, 241 personas negras y 169 personas hispanas, así como a 126 personas de raza desconocida.

Las condiciones de los trabajadores estadounidenses se han vuelto más graves en la medida en que se han estancado sus salarios reales y en que se han eliminado los programas sociales en pro de los objetivos militaristas del imperialismo estadounidense. La crisis financiera de 2008-09 exacerbó la miseria de la clase obrera, así como los asesinatos policiales.

(*) https://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(21)02145-0/fulltext

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: