La exposición a la luz solar es fundamental para una respuesta inmune adecuada

En una entrada anterior ya expusimos, en relación con la “gripe española” de 1918, que los baños de sol son fundamentales para la salud de los seres humanos. Por lo tanto, el confinamiento es contraproducente.

Donde no hay luz no hay salud, ni tampoco vida. Por ejemplo, la luz produce vitamina D, responsable de la regulación del fósforo y el calcio en el organismo. Un nuevo estudio llevado a cabo por el Centro Médico de la Universidad de Georgetown en Washington ha vuelto a demostrar el papel fundamental que juegan los baños de sol sobre los glóbulos blancos de la sangre o, en otras palabras, sobre el sistema inmunitario.

Para llevar a cabo su función, que no es sino llegar al sitio en el que se ha producido una infección y activar la respuesta inmune, los glóbulos blancos (linfocitos T o leucocitos), necesitan desplazarse y la gama azul de la luz logra que se muevan más rápido.

La “luz azul” induce la producción de peróxido de hidrógeno, un compuesto que provoca la activación de la vía de señalización que aumenta la movilidad de los linfocitos T. Cuando se produce una infección, los leucocitos liberan peróxido de hidrógeno para matar a las bacterias y para recurrir a los linfocitos T y a otras células inmunes capaces de organizar una respuesta.

Los científicos han demostrado que la luz solar induce la producción de peróxido de hidrógeno en los linfocitos T, lo que hace que estas células se muevan. Además, también es sabido que en las respuestas inmunes se utiliza peróxido de hidrógeno para atraer a los linfocitos T hasta la zona dañada. Por lo tanto, todo cuadra.

La investigación también indica que el número de linfocitos T que se encuentran en la piel llega a duplicar el que se observa en la sangre, lo cual también ayuda a orquestar la respuesta inmune frente a la infección.

La luz azul puede alcanzar la dermis, que es la segunda capa de la piel, y que los linfocitos T pueden moverse por todo el organismo.

A diferencia de la luz ultravioleta, los baños de luz azul no tienen efectos perjudiciales, así que lo mejor es salir del confinamiento y tomar el sol en compañía de los colegas.

https://www.abc.es/salud/habitos-vida-saludable/abci-exposicion-solar-fundamental-para-respuesta-inmune-adecuada-201612201217_noticia.html

Más información:
– La histeria ha llegado para quedarse 

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: