La explosión de ventas de coches eléctricos choca con la escasez de litio

La venta de vehículos en todo el mundo padece una fuerte recesión, salvo la de tracción eléctrica, que se ha disparado. Con 6,6 millones de unidades vendidas en todo el mundo el año pasado, la mitad de ellas en China, las ventas de coches eléctricos se han duplicado en un año y ya representan el 10 por cien de las ventas de coches nuevos.

A principios de este año han seguido acelerando, con dos millones de unidades vendidas en el primer trimestre, un aumento del 75 por cien en un año.

Las ventas se han visto fuertemente impulsadas por las subvenciones públicas, que se duplicaron el año pasado hasta alcanzar casi 30.000 millones de euros en todo el mundo. Los fabricantes, por su parte, han quintuplicado el número de vehículos disponibles entre 2015 y 2021: ya están a la venta unos 450 modelos eléctricos.

Sin embargo, las tensiones sobre las materias primas pueden frenar este desarrollo. La disponibilidad de materias primas, como el litio, preocupa a la Agencia Internacional de la Energía. “Los gobiernos, la industria y los inversores deben permanecer vigilantes y creativos para evitar problemas en el suministro de minerales esenciales”, dice el director ejecutivo de la AIE, Fatih Birol, en un comunicado.

Las materias primas se extraen principalmente en países como Australia, Chile y la República Democrática del Congo. Pero China produce tres cuartas partes de las baterías de iones de litio, la tecnología dominante, y controla más de la mitad de la capacidad de procesamiento y refinado de litio, cobalto y grafito.

Las necesidades de litio son especialmente críticas, según la AIE: se prevé que se sextupliquen de aquí a 2030, hasta 500 kilotoneladas, lo que requerirá la apertura de 50 nuevas minas.

Europa produce una cuarta parte de los coches eléctricos, pero controla muy poco la materia prima, al igual que Estados Unidos. “Los gobiernos de Europa y Estados Unidos se han comprometido firmemente a desarrollar la capacidad de producción de baterías, pero se espera que la mayor parte de la cadena de suministro siga siendo china hasta 2030”, según la AIE.

Las tecnologías alternativas para las baterías, el reciclaje, pero también los incentivos para comprar coches más pequeños podrían ayudar a salvar estos minerales. A corto plazo, las ventas también podrían verse frenadas por el aumento de los precios de las materias primas utilizadas en las baterías, así como por los problemas logísticos relacionados con la guerra de Ucrania y los confinamientos sanitarios en China.

La AIE recomienda aumentar los impuestos sobre los vehículos de combustión y reducir gradualmente las subvenciones para la compra de vehículos eléctricos. La agencia también recomienda ampliar estos programas a los camiones y autobuses, pero también a los países en desarrollo, y acompañarlos del desarrollo de redes de recarga.

comentario

  1. o sea, lo que venía advirtiéndose desde hacía meses… Los pobres iremos a patita, en bici o en carro traccionado por animales, y los 4 de siempre y sus esbirros en lujosos y potentes vehículos automatizados…
    A no ser que empiecen a realizar prospectivas en la península en busca de litio….

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: