La carrera por la vacuna está en manos de multinacionales condenadas por corrupción y sobornos

AstraZeneca es una de las empresas que están en la carrera por el gran pastel de la vacuna contra el coronavirus.

En los medios de comunicación de la presentan como “la vacuna de Oxford” para lavar la cara del negocio farmacéutico con la apariencia de una investigación universitaria, “casi” sin ánimo de lucro.

Sin embargo, AstraZeneca es una empresa condenada por el gobierno de Estados Unidos por sobornos y corrupción cometidos en varios países (1).

A pesar de ello, el gobierno de Estados Unidos financia con 1.200 millones de dólares dinero público (2) a una empresa a la que ha condenado por corrupción, dentro de la Operación Velocidad Punta.

En 2016 la SEC, el regulador bursátil de Estados Unidos, condenó a AstraZeneca a pagar 5,52 millones de dólares por sobornos pagados a los funcionarios de salud pública en China y Rusia.

Desde 2005 AstraZeneca ofreció regalos, pagó conferencias, viajes y otros beneficios a las burocracias sanitarias de ambos países para que compraran o prescribieran los fármacos de la empresa.

La filial china de AstraZeneca organizó conferencias sobre salud y pagó la intervención en ellas de los funcionarios sobornados, que en ocasiones se limitaban a leer la publicidad de la empresa farmacéutica.

En 2008 sobornó a los funcionarios locales para eludir las sanciones económicas a las que se enfrentó la empresa.

La empresa farmacéutica llevó la corrupción hasta un país devastado por la guerra, como Irak, donde sobornó a los dirigentes del Ministerio de Sanidad para obtener la adjudicación de contratos (3).

La corrupción y los sobornos en Irak se remontan a los tiempos de Saddam Hussein, en una época de bloqueo económico. El sistema de salud del gobierno irakí dio a los funcionarios de ese país una influencia significativa sobre el mercado y las importaciones de medicamentos, creando AstraZeneca “una cultura de corrupción generalizada”.

Cuando el gobierno de Saddam fue derribado, el Ministerio de Sanidad quedó bajo el control de los chiítas, pero los sobornos continuaron. El gobierno cambia, pero a las multinacionales el color del dinero les da lo mismo.

Recientemente su vacuna contra el coronavirus quedó en suspenso por los graves efectos adversos experimentados en la fase 3 de las pruebas clínicas (4).

(1) https://www.reuters.com/article/us-astrazeneca-usa/astrazeneca-to-pay-5-52-million-to-resolve-sec-foreign-bribery-case-idUSKCN1152U9
(2) https://www.hhs.gov/about/news/2020/06/16/fact-sheet-explaining-operation-warp-speed.html
(3) https://www.fiercepharma.com/pharma/doj-probes-astrazeneca-over-allegations-corruption-iraq

(4) https://www.clarin.com/sociedad/astrazeneca-oxford-suspendieron-ensayos-vacuna-coronavirus-va-producirse-argentina-efectos-adversos_0_tE__4Gs9i.html

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: