Israel lanzó armas biológicas contra los palestinos en 1948

Los detalles del uso secreto por parte de Israel de armas biológicas y veneno a gran escala contra los palestinos durante la campaña de limpieza étnica de 1947/48 han sido revelados en un reciente artículo de los historiadores israelíes Benny Morris y Benjamin Kedar. Las revelaciones demuestran que la operación de envenenamiento fue mucho más amplia de lo que se pensaba y que personalidades como Ben Gurion estuvieron directamente implicadas.

Kedar, de 84 años, es profesor emérito de la Universidad Hebrea de Jerusalén y Morris, más conocido, es famoso por su trabajo como uno de los “nuevos historiadores” de Israel. Este grupo de académicos israelíes, entre los que se encuentran los profesores Ilan Pappe y Avi Shlaim, han desmontado la narrativa oficial del Estado de ocupación sobre su creación en 1948 y el nacimiento de la crisis de los refugiados palestinos.

A la luz de sus antecedentes sionistas, así como de las acusaciones oficiales contra él por “destrozar los mitos fundacionales del Estado de Israel y dar peso moral a la causa palestina”, las opiniones de Morris sobre el uso de armas biológicas y veneno por parte de Israel son aún más interesantes. Según Haaretz, el artículo es una rareza porque ha sido investigado y publicado en contra de los deseos del estamento de seguridad israelí, que lleva años intentando bloquear cualquier documento histórico embarazoso que exponga los crímenes de guerra contra los árabes, como el asesinato de prisioneros, la limpieza étnica y la destrucción de pueblos. Además, el artículo se basa en documentos originales conservados en los archivos estatales israelíes, así como en otros archivos.

El artículo ofrece detalles de cómo los científicos del Cuerpo Científico, así como las unidades del campo de batalla, participaron en una campaña sistemática para envenenar los pozos de agua y propagar la bacteria de la fiebre tifoidea en los pueblos y ciudades árabes y entre los ejércitos invasores de Egipto y Jordania. El objetivo era asustar a la población árabe-palestina, obligarla a marcharse y debilitar a los ejércitos árabes. Se afirma que el uso de la guerra biológica fue aprobado por el fundador del Estado israelí y su primer Primer Ministro, David Ben Gurion.

Entre los ejemplos de uso de veneno que se mencionan en el artículo figura el despliegue de gérmenes tifoideos en botellas en el frente sur. Morris y Kedar arrojan luz sobre los soldados israelíes enviados con el veneno a Acre y al pueblo galileo de Ilabun. Según documentos británicos, árabes y de la Cruz Roja, docenas de residentes locales de Acre fueron envenenados y enfermaron gravemente. Murió un número desconocido. El mismo método se utilizó también, al parecer, en Gaza en mayo de 1948, una semana después de que Israel declarara su independencia. Al parecer, dos soldados judíos de una unidad de fuerzas especiales se hicieron pasar por árabes y se infiltraron en Gaza con tubos que contenían gérmenes de la fiebre tifoidea. Su misión era envenenar el suministro de agua local para detener el avance del ejército egipcio. Sin embargo, fueron detenidos y torturados y condenados a muerte por un tribunal militar egipcio en agosto de 1948.

El uso de armas biológicas es ilegal desde hace casi un siglo, desde el Protocolo de Ginebra de 1925, que prohíbe el uso de armas químicas y biológicas en los conflictos armados internacionales. Aunque Israel, Egipto, Somalia, Eritrea y las Comoras se han negado a firmar el protocolo, otros 183 Estados lo han hecho. Aunque Israel nunca ha admitido públicamente el uso de armas químicas, ha sido sorprendido con las manos en la masa en varias ocasiones. Uno de ellos fue el intento fallido de asesinar al dirigente político palestino Jaled Meshaal en Ammán el 25 de septiembre de 1997. El atentado contra la vida del entonces jefe del buró político de Hamás, de 41 años, desencadenó una disputa diplomática que amenazó con hacer descarrilar el acuerdo de paz entre Jordania e Israel. La crisis terminó cuando el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, hizo una serie de humillantes concesiones.

Un equipo de seis miembros del Mossad llegó a Ammán una semana antes del asesinato utilizando pasaportes canadienses falsos. El plan era claro: matar al dirigente exiliado de Hamás con una toxina mortal sin dejar rastro de los asesinos

El plan era que, tras la administración secreta de la toxina, Meshaal pasara el resto del día con normalidad, y luego, cuando se cansara, se echara una siesta, para no volver a despertarse. Dos de los agentes del Mossad distribuyeron la toxina como estaba previsto, pero fueron capturados por el guardaespaldas de Meshaal cuando intentaban huir del lugar. A las pocas horas de la detención de los agentes, los israelíes idearon un plan para calmar la situación. Envió al jefe del Mossad, Danni Yatom, para que suplicara al rey Hussein de Jordania la liberación de los agentes. No consiguió apaciguar la situación y, en cambio, desencadenó una crisis diplomática con el Reino Hachemita, que había normalizado sus relaciones con el Estado sionista tres años antes. El rey había decidido firmar un tratado de paz con Israel en contra de la voluntad de su pueblo. Bajo la presión de Estados Unidos y la amenaza del tratado de paz, los israelíes entregaron el antídoto. Meshaal se salvó en pocas horas.

Nadie debería sorprenderse demasiado de que Israel utilizara armas biológicas contra los palestinos en 1948. El Estado ocupante también posee armas nucleares, que nunca ha permitido que sean inspeccionadas por el Organismo Internacional de la Energía Atómica, ni por nadie.

El Estado israelí es un depósito de armas de destrucción masiva y las ha utilizado contra los civiles palestinos. ¿Ha sido Israel sancionado, invadido y ocupado por Occidente como resultado? Por supuesto que no. Una vez más, la hipocresía de Occidente en este tipo de asuntos ha sido expuesta, esta vez por un dúo improbable: Benny Morris y Benjamin Kedar.

Nasim Ahmed https://www.middleeastmonitor.com/20221011-historians-reveal-israels-use-of-poison-against-palestinians

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Descubre más desde mpr21

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Sigue leyendo