Intoxicación: la prensa sugiere que la movilización de los camioneros canadienses fue orquestada por… Rusia

La movilización de los camioneros de Canadá contra las restricciones sanitarias es la más importante en la historia del transporte de todo el mundo y aclara muchos aspectos de la batalla contra la pandemia, que los medios de comunicación internacionales se empeñan en minimizar y desfigurar.

Una movilización de miles de camioneros y camiones, a los que se añadieron los campesinos con sus tractores, es una proeza sindical gigantesca. Anunciaron de antemano que tenían intención de quedarse en Ottawa, la capital de Canadá, y a la policía no le quedó otro remedio que aceptarlo, aunque pidieron refuerzos a la policía de Toronto.

El Primer Ministro Justin Trudeau tuvo que ser evacuado de la capital por el miedo a que la situación se desbordara.

Un numeroso grupo de personas se instaló en las cabinas de los camiones con una cuidadosa preparación para satisfacer sus necesidades durante semanas o meses. Los camiones que han circulado por la autopistas canadienses no llevaban los remolques vacíos. Estaban cargados de suministros.

Los camioneros pusieron en marcha un protocolo bien coordinado. Por ejemplo, apareció el típico provocador encapuchado que estaban esperando las televisiones: portaba una bandera de la confederación de Estados Unidos y fue apartado discretamente. La intoxicación no pudo aprovechar el montaje.

Los organizadores también han mantenido una estricta disciplina de comunicación, no concediendo entrevistas a las grandes cadenas de comunicación, eligiendo cuidadosamente sus propios medios de difusión alternativos.

La movilización ya ha conseguido su primer triunfo con el anuncio de que la provincia de Quebec se dispone a eliminar un impuesto extraordinario sobre los no vacunados.

Nil Köksal, un presentador de la cadena CBC sugirió el viernes que quien había movilizado a los camioneros candienses era… Rusia, naturalmente (*). El farsante lo aseguró mientras entrevistaba al ministro canadiense de Seguridad Pública, Marco Mendicino, en el momento preciso en que los manifestantes llegaban a Ottawa.

“Teniendo en cuenta el apoyo de Canadá a Ucrania en la actual crisis con Rusia, no sé si es exagerado preguntarse si existe la preocupación de que los actores rusos sigan alimentando las cosas a medida que crece esta protesta, quizás incluso instigándola desde el exterior”, preguntó Köksal.

Sin rebatir la afirmación, Mendocino dijo que dejaría la respuesta a sus expertos en seguridad nacional. “Una vez más, lo dejaré en manos de nuestros socios de seguridad pública, los funcionarios capacitados y expertos en este campo”, dijo Mendicino.

Hasta la fecha, ni la policía ni el servicio de inteligencia de Canadá han emitido una advertencia al respecto.

Pero si Rusia y Ucrania fallan, los intoxicadores recurren a otras argucias. La tendencia de los principales medios de comunicación canadienses ha sido la de presentar la movilización como un movimiento “extremista” dispuesto a asaltar la capital, similar al asalto al Capitolio de Washington o la reciente irrupción de los ganaderos en el Ayuntamiento de Lorca.

Cuando no pudieron ocultar por más tiempo la protesta, la minimizaron aludiendo a “cientos” de camioneros. Había que multiplicar las cifras por 20.

(*) https://tnc.news/2022/01/29/cbc-anchor-invents-conspiracy-about-russia-orchestrating-freedom-convoy/

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: