Inaugurado el oleoducto más grande de África entre Níger y Benin

El oleoducto de 2.000 kilómetros de longitud entre Níger y Benín, inaugurado el 1 de noviembre de 2023, es el mayor de África. Se espera que transporte 360.000 barriles de petróleo por día.

El oleoducto es obra de West African Oil Pipeline Company (Wapco), una empresa con sede en Accra, Ghana. Costó entre 2.000 y 3.000 millones de dólares y fue financiado por una combinación de fondos públicos y privados.

El oleoducto permitirá a Níger exportar su petróleo crudo al mercado internacional, a través del puerto de Semé en Benin. Debería generar unos ingresos cuantiosos para Níger, que planea aumentar la participación del petróleo en su PIB al 25 por cien.

Níger es uno de los países más pobres del mundo, pero tiene reservas estimadas en más de 2.000 millones de barriles. Hoy en día la producción ronda los 100.000 barriles diarios y se espera que se duplique en los próximos años.

El impacto positivo para la población local es incierto. Sin embargo, el Primer Ministro nigerino intentó tranquilizar sobre este punto. “Los recursos resultantes de la explotación […] estarán destinados exclusivamente a garantizar la soberanía y el desarrollo de nuestro país sobre la base de un reparto equitativo con las poblaciones”, declaró Lamine Zeine, durante la ceremonia de inauguración.

El dinero que pronto podría llegar en abundancia del sector petrolero es una de las razones del reciente golpe militar. La importancia de los recursos generados por un solo sector aumenta en gran medida los riesgos de corrupción. El oleoducto entre Níger y Benin es un proyecto que tiene el potencial de transformar la economía de Níger, pero esto alimenta la codicia.

Antes la Cedeao deberá levantar las sanciones contra Níger porque actualmente las fronteras del país están cerradas. Sólo Malí y Burkina Faso siguen comerciando abiertamente con Níger. Por ahora, Benin dice que el oleoducto de Níger no está afectado por las sanciones impuestas tras el golpe de Estado. La situación política actual no tiene nada que ver con la ejecución del proyecto, dice Alassane Kora, subjefe de gabinete del Ministro de Minas y Energía de Benin.

Estados Unidos cierra las puertas a los africanos malos

Además de la Cedeao, Estados Unidos también bloquea a Níger. El lunes Biden anunció que va a sacar al país del programa comercial Crecimiento y Oportunidades para África (Agoa), además de Gabón, Uganda y la República Centroafricana.

La decisión entrará en vigor el 1 de enero del próximo.

El pretexto es el mismo de siempre: las violaciones de los derechos humanos por parte de la República Centroafricana y Uganda, a lo que añadió que Níger y Gabón no han avanzado en la salvaguardia del “pluralismo político” y “el estado de derecho”.

En una carta al presidente de la Cámara de Representantes, Biden dice que los países afectados no son dóciles: “A pesar del intenso compromiso entre los Estados Unidos y la República Centroafricana, Gabón, Níger y Uganda, estos países no han abordado las preocupaciones de Estados Unidos sobre su situación”.

Pero el Presidente deja las puertas abiertas: si se portan bien y obedecen a sus amos, está dipuesto a revisar la situación. Como los niños en la escuela, esos países van a estar vigilados y sometidos a una evaluación continua y si cumplen con los criterios de la Agoa, podrán volver a disfrutar de la generosidad estadounidense.

Iniciada en 2000, la Agoa ofrece a ciertos países africanos un acceso libre de impuestos al mercado estadounidense para sus exportaciones. Aunque el programa expira en septiembre de 2025, están planteando extenderlo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Descubre más desde mpr21

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Sigue leyendo