Huawei: grandes beneficios a pesar de las sanciones

El gigante chino de las telecomunicaciones Huawei registró un fuerte aumento de sus beneficios netos del 144 por cien, hasta 11.000 millones de euros el año pasado. El holding se relanza después de haber sufrido, en los últimos años, la prohibición de adquirir tecnologías estadounidenses.

A finales de diciembre pasado, Huawei indicó que había superado la tormenta y que su facturación había superado los 89.000 millones de euros.

El viernes el holding confirmó, en un comunicado de prensa, que sus ventas ascendieron a más de 90.000 millones de euros el año pasado. Pero, sobre todo, Huawei publicó ese mismo día su hasta ahora desconocido beneficio neto. La cifra se ha disparado: se ha más que duplicado, aumentando un 144 por cien durante el ejercicio, hasta los 11.200 millones de euros.

Bajo el efecto de las sanciones estadounidenses, Huawei ha experimentado una profunda transformación. Si las telecomunicaciones -y en particular la venta de equipos 5G, una tecnología en la que está a la vanguardia- siguen siendo su actividad principal, el holding chino ha ampliado sus actividades. Ahora reivindica su capacidad para ofrecer todas las soluciones, desde terminales hasta la nube, pasando por aplicaciones de inteligencia artificial, para digitalizar todos los sectores de la economía.

El cambio ha permitido a Huawei volver a la normalidad. La caída, es cierto, fue brutal. En 2020 el holding generó una facturación de 891.000 millones de yuanes, antes de ver caer sus ventas casi un 30 por cien al año siguiente. Muchos se preguntaron si la empresa sería capaz de recuperarse.

Aunque el grupo ha reanudado su avance, su situación sigue siendo difícil. Estados Unidos no ha cesado en sus ataques contra Huawei, a la que todavía acusa de espiar por cuenta del gobierno de Pekín.

En Europa debe hacer frente a un clima de desconfianza creciente. El pasado enero el Parlamento Europeo incluso adoptó una resolución advirtiendo de la vulnerabilidad de las infraestructuras críticas del continente, con los equipos 5G de Huawei y su compatriota ZTE en el punto de mira.

Huawei, por su parte, muestra su determinación de permanecer en Europa a toda costa. La empresa ha iniciado la construcción de una fábrica de equipos 5G cerca de Estrasburgo, en Francia. La inversión, que asciende a más de 200 millones de euros, debería permitirle preservar su cuota de mercado en el Viejo Continente.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Descubre más desde mpr21

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo