Francia, Alemania e Italia abren un discreto puente con Rusia para el fin de la guerra en Ucrania

En las últimas semanas, los líderes de los tres países más grandes de la UE por población (Francia, Alemania e Italia) se han manifestado a favor de las negociaciones entre Kiev y Moscú como una forma de poner fin a los combates en Ucrania.

A diferencia del presidente Biden, el presidente francés Emmanuel Macron, el canciller alemán Olaf Scholz y el primer ministro italiano Mario Draghi han hablado con el presidente ruso Vladimir Putin por primera vez desde que Rusia comenzara la «operación especial» en Ucrania el 24 de febrero. En contra de lo sostenido por los principales medios de comunicación, las fisuras en el mal llamado «bloque» comunitario son más que evidentes.

Los tres líderes europeos han firmado el envío de armas a los ucranianos, pero también han pedido un alto el fuego. Después de hablar con Putin por teléfono el viernes, Scholz escribió en Twitter: «Debe haber un alto el fuego en Ucrania lo más rápido posible».

En un discurso ante el Parlamento Europeo la semana pasada, Macron dijo: «No estamos en guerra con Rusia». Dijo que el «deber de Europa es apoyar a Ucrania para lograr un alto el fuego y luego construir la paz».

Draghi se reunió con Biden la semana pasada y, después de la reunión, el líder italiano, que previamente desalentó las conversaciones con Rusia, dijo que era hora de comenzar a pensar en un acuerdo de paz. “Acordamos que debemos seguir apoyando a Ucrania y presionar a Moscú, pero también comenzar a preguntarnos cómo construir la paz”, dijo Draghi.

«La gente… quiere pensar en la posibilidad de lograr un alto el fuego y comenzar de nuevo algunas negociaciones creíbles. Esa es la situación en este momento. Creo que tenemos que pensar profundamente en cómo abordar esto«, agregó Draghi.

Después de la reunión de Biden-Draghi, la Casa Blanca todavía parecía desinteresada en las negociaciones . «Creemos que el papel más constructivo es continuar apoyando a los ucranianos en la mesa de negociaciones y apoyarlos militarmente«, dijo la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki.

El secretario de Defensa, Lloyd Austin, habló recientemente con su homólogo ruso por primera vez desde que Rusia invadió, pero el secretario de Estado, Antony Blinken, el principal diplomático de Estados Unidos, aún no ha hablado con el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov. Los dos diplomáticos hablaron por última vez el 15 de febrero.

El primer ministro británico, Boris Johnson, comparte la opinión de Washington sobre las negociaciones. Johnson le dijo recientemente a Macron en una llamada que «instó» a Ucrania a no mantener conversaciones con Rusia y, según se informa, le dijo al presidente ucraniano Volodymyr Zelensky el 9 de abril que incluso si Kiev estaba lista para firmar un acuerdo con Moscú, Occidente no lo estaba.

Otros países de línea dura de la OTAN se han manifestado en contra de las conversaciones con Moscú. A principios de abril, el primer ministro polaco Mateusz Morawiecki criticó duramente a Macron por hablar con Putin, comparándolo con “negociar con Hitler”.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: