En Sevilla hay más bajas laborales por coronavirus que ‘contagiados’ por el coronavirus

En la provincia de Sevilla el número de “infectados” por coronavirus no ha llegado a 2.500 mientras que el número de bajas laborales por el mismo motivo asciende a  14.352 personas, según datos de la Subdelegación del Gobierno de esta mañana (1).

¿Cómo es posible? Lo mismo que los demás datos de la pandemia, no es posible.

Desde el inicio se está produciendo un vergonzoso baile de cifras, donde tan pronto se suman como se restan números. Las formas de recuento se han cambiado sobre la marcha y las cifras son contradictorias. Empezando por la OMS hasta llegar a las comunidades autónomas, pasando por el gobierno central y las funerarias, cada organismo tiene las suyas y todas ellas son equívocas (por decirlo muy suavemente).

Los errores y las rectificaciones subsiguientes no son de unos guarismos pequeños. A mediados de abril, el cambio en el sistema de recuento aumentó en 3.000 el número de fallecidos en Catalunya, doblando las cifras oficiales de víctimas mortales.

A finales de mayo, en un solo día, el número de fallecidos aumentó de 31.000 a 42.000 muertos, un crecimiento que se produjo -según dijeron- tras agregar datos no contabilizados hasta entonces. Por esa vía entraron en el recuento los fallecidos en los asilos y domicilios particulares, tuvieran relación o no con el virus.

Los muertos se cuentan mal y los “contagiados” peor. En abril la patronal catalana de la atención a la dependencia denunció que bastaba que un único paciente diera positivo al coronavirus en un asilo para que no se realizaran más tests, dando por sentado que todos los ancianos estaban “contagiados” (2).

La semana pasada el Ministerio de Sanidad volvió a cambiar -otra vez- la forma de contar los casos de “contagiados” y el propio Instituto de Salud Carlos III la calificó de “incompleta”.

No se tata sólo de retrasos, como pretende Fernando Simón, sino de que la causa de los fallecimientos no se quiere desvelar, lo que obliga a la burocracia sanitaria a recurrir a estimaciones indirectas, que cambian de un día para otro según lo que pretendan demostrar en cada momento.

España es uno de los países en los que más dudas existen sobre todas las cifras que han ido presentado. Es el país del mundo con un mayor exceso de mortalidad, ostentando la cabecera del escalafón de mortalidad por cada millón de habitantes.

No va a ser fácil reconstruir lo que realmente ha ocurrido y, en todo caso, se hará recurriendo a datos indirectos.

El diluvio de cifras que padecemos a diario no tiene por objeto describir una realidad, sino ocultarla y, sobre todo, ocultar sus causas.

Pero hay algo mucho peor: esa inundación de datos no va cesar en lo sucesivo, sino al contrario, lo que provocará polémicas interminables.

Es un fraude que no tiene ningún precedente y que exigirá leer con mucha atención, sobre todo si alguien pretende averiguar las causas de lo que está ocurriendo.

(1) https://sevilla.abc.es/sevilla/sevi-mas-14300-sevillanos-dado-baja-laboral-coronavirus-202006081204_noticia.html
(2) http://telemadrid.es/programas/telenoticias-1/Baile-Madrid-fallecidos-Cataluna-contabilizados-2-2223097683–20200416031453.html

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: