El gobierno del PSOE y Podemos engañó a todos con un ‘comité de expertos’ sobre la pandemia que nunca existió

En una respuesta oficial al Consejo de Transparencia, el gobierno del PSOE y Podemos ha reconocido que no existió ningún “comité de expertos” encargado de decidir qué territorios iban avanzando en la desescalada del confinamiento.
Las decisiones que se han tomado no han sido de naturaleza técnica sino política.

A raíz de una denuncia, el organismo le preguntó si se ajustaba a la ley su negativa a hacer públicos los nombres de las personas que le asesoraban en la desescalada.

Fue el propio Pedro Sánchez quien en su día denominó al supuesto equipo como “comité técnico para la desescalada” a principios del mes de mayo, pero desde el anuncio de su creación, se ha negado a dar información sobre su composición o los nombres que lo conformaba, pese a las reiteradas preguntas de periodistas o partidos políticos. “Lo que importa es que son funcionarios del Ministerio de Sanidad quienes junto a las direcciones de Sanidad Pública de las comunidades, deciden de manera coordinada los territorios que pueden pasar de una fase a otra y es es lo más importante”, respondía en rueda de prensa el 9 de mayo.

En esa misma rueda de prensa, insistió en que “estamos siendo asesorados por expertos de una extraordinaria calidad desde el punto de vista científico y de compromiso de servicio público y lo único que puedo hacer es reivindicar su profesionalidad y reconocer su compromiso”.

Fernando Simón también mintió. El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias fue preguntado al respecto el 6 de mayo y se negó a dar nombres. “No les voy a dar el nombre de ninguna persona del equipo”, respondía tajante, ante la insistencia de los medios. “Las presiones que sufre cualquier persona a la que se nombre […] acaban haciendo muy difícil que puedan trabajar con la suficiente libertad […] Lo mejor que podemos hacer es dejar que hagan su trabajo correctamente y de la forma más independiente posible”, justificaba para no dar sus nombres. El único dato que apuntó es que se trataba de 12 técnicos “que trabajan en la Dirección General de Salud Pública”.

La petición de los nombres también fue transmitida al ministro de Sanidad, Salvador Illa, sin obtener una respuesta clara. “Todo el mundo conoce quién es el ministro de Sanidad, todo el mundo conoce quién es el director del Centro de Coordinación de Emergencias y quién es la directora general de Salud Pública del Ministerio”.

“Yo creo que esto está muy claro. Las comunidades transmites sus propuestas que después son evaluadas por el Comité. Se celebra una reunión bilateral y se llega a un acuerdo”, añadía. “Los técnicos, profesionales, funcionarios que trabajan en el Centro son conocidos” e insistía en que “es un procedimiento claro y transparente”.

“El comité de expertos lo que hace es asesorar al gobierno”, explicaba por su parte la ministra portavoz, María Jesús Montero, un 8 de mayo. “Pero los encargados de evaluar el panel de indicadores, de establecer los criterios, de dialogar con las Comunidades Autónomas con reuniones bilaterales a diario, son los funcionarios habituales y miembros del CCAES, que están con todos los datos disponibles y que disponen de todos los criterios para poder mantener ese diálogo y el ministro finalmente firma la orden”, aclaraba.

https://www.20minutos.es/noticia/4339395/0/gobierno-alusiones-comite-tecnico-expertos/

comentarios

  1. Realmente si existió un "comité de sabios" que asesoraba al gobierno: efe.com/efe/espana/portada/este-es-el-consejo-de-sabios-que-asesora-al-gobierno-en-la-desescalada/10010-4234460

    1. En el enlace, leo: “Son numerosos los profesionales que han contribuido a la hora de trazar el "Plan para la transición hacia una nueva normalidad"

      Es vergonzoso comprobar cómo en diferentes países las medidas represivas e incluso el vocabulario son exáctamente los mismos.
      Las medidas han sido diseñadas por las burguesías de las antiguas potencias imperialistas, y el estado burgués español tiene que homologarse a ellas, como país dependiente que es.

      La función de los políticos profesionales es la de formalizarlas y darlas un barniz de democracia.
      La función de los “comités de expertos científicos” es firmar lo que les pongan y, aportar su credibilidad y autoridad moral, para hacer que la población perciba las medidas represivas fascistas que le están imponiendo como medidas sanitarias: aportan la justificación moral e ideológica que necesitan. Parafraseando a Nietzsche, a cambio de “un lamentable bienestar”.

      Por lo tanto, hermano, opino que da igual si había comité o no, si eran catedráticos de Hardvard o Perico el de los palotes. Lo único que hace la burguesía al reconocer su inexistencia es alardear de su impunidad y llamarnos idiotas. Es un sistema basado en el miedo.

      Cuando hablamos de burguesía imperialista estamos hablando de una clase que ha ordenado calcinar personas con napalm o mandado a obreros a trabajar con asbestos sabiendo fehacientemente que iban a morir de cáncer muchos de ellos, así que ya sabemos lo que les importa nuestra salud.

      La burguesía española monopolista de estado ha llegado a una completa sumisión. ¿Cómo definir al estado burgués español ? ¿ Satélite ? ¿ Protectorado ? ¿ País secundario ? ¿ Campo de pruebas ?

      La razón de que la burguesía española sea “una clase en sí” y no “una clase para sí” se encuentra en lo imbrincado de sus medios de producción ( de donde ellos extraen capital ) en la “zona dólar” y en la eliminación progresiva de su industria, tecnología, fuentes de energía y ejército. Por ilustrarlo, un productor de fresas de Huelva recibe la semilla de EEUU, la cultiva con mano de obra extranjera y exporta su producto a centroeuropa con camiones movidos por una gasolina que España no puede producir. Generalizado a un país entero, esto significa que la burguesía española no puede seguir reproduciendo capital de manera aislada, sino aceptando un papel secundario, enfocado a satisfacer las necesidades económicas de las potencias extranjeras, y aceptando las medidas políticas y económicas diseñadas para prolongar esa situación. Parafraseando a Nietzsche, a cambio de “un lamentable bienestar”.

      El confinamiento ha tenido por objeto eliminar por la vía rápida las empresas que la burguesía imperialista considera sobrantes, dejando espacio a los monopolios, y forzar a aquellas que fueron solventes y que sobrevivan, a depender del capital financiero que de esta manera se podrá colocar y reproducir. Además de dificultar la organización de la clase trabajadora.

      Esto explica por qué durante el período de la prohibición de la actividad comercial y la supresión de la libertad de circulación ( la purga económica ) no fue suspendido el derecho a la renta del suelo, que de esta manera juega un papel clave a la hora de transformar empresas saneadas que ya no necesitaban consumir capital financiero en empresas que no tienen otra salida que sobrevivir reproduciéndolo para el capitalista financiero.

    2. Ni EEUU, ni ninguna potencia imperialista antigua, son ya capaces de dar una solución militar expansionista a la baja tendencial de la tasa de ganancia, y por este motivo vemos cómo se contraresta con reajustes violentos en la renta del trabajo, reparto del mercado menguante, etc.
      Seguramente asistamos a una guerra fría en la cual las potencias de economías semi-dirigidas provenientes de estados socialistas, tendrán que expandirse poco a poco a costa de comerle terreno a las antiguas potencias imperialitas burguesas, tal y como Inglaterra y Francia se expandieron en el siglo XIX a costa de los antiguos imperios semifeudales español, turco y ruso.
      Esta decadencia tendrá su fin cuando al proletariado no le sirva la paz social y la aceptación del estado burgués y tenga que pasar por encima para su propia supervivencia. Como decía Nietzsche, las manzanas están tranquilas en el árbol, hasta que el viento sacude la rama y las fuerza a caer.

  2. Me decepciona leer el negacionismo atroz que se difunde en este blog. Tenemos una sanidad con poco recursos la cual no ha estado desbordada en el pico de la pandemia, que si los llega a disponer de más recursos podríamos haberlo controlado de verdad. Te invito a que preguntes a obreros del sector de la sanidad cuál es la situación. Yo personalmente como sanitario estoy en la primera línea viendo a diario Covid19, es desolador y triste…
    Ahora más que nunca es hora de reivindicar el derecho a la vida de todos por igual y dejarse de pamplinas. Es hora de proclamar “Covid o Socialismo”.
    Estoy convencido que rectificareis está idea metafísica y en tiempos venideros vuestros análisis sean totalmente empíricos.
    Salud cámaras!

    1. movimientopoliticoderesistencia.blogspot.com/2020/08/han-inflado-la-cifra-de-muertos.html
      ¿Qué te parece esto? Pocas cosas hay más empíricas que la apertura de una investigación. ¿Son los científicos que escribieron ese artículo británico unos atroces negacionistas?

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: