El dirigente del asalto al Capitolio trabajó para el FBI

Hasta el más inepto de los reporteros sabe que un asalto al Capitolio de Washington es imposible, salvo que “dejen hacer”.

También tenemos la experiencia del incendio del Reichstag en 1933, que fue ejecutado por los propios nazis porque el parlamentarismo nunca les interesó.

En ambos casos se trata de ficciones o, como se dice ahora, de acciones de bandera falsa. A los asaltantes del Capitolio les permitieron la entrada. Sabían con días de antelación lo que se preparaba y no tomaron ninguna medida de refuerzo. Por lo demás, los policías que lo custodiaban se hicieron fotos con los intrusos.

Ahora nuevas informaciones se van desgranando poco a poco. El cabecilla de la milicia fascista Oath Keepers (“Guardianes del Juramento”) que dirigió el ataque, trabajó para el FBI y tuvo una autorización de seguridad de alto secreto durante décadas.

Se trata de Thomas Caldwell, a quien la policía atribuye un papel destacado en el grupo fascista. Entre 2009 y 2010, tras retirarse de la Marina, trabajó como jefe de sección del FBI.

Así lo admitió Thomas Plofchan, su abogado, el lunes. En base a los servicios prestados al ejército y al FBI, ha presentado un escrito al juez pidiendo su libertad.

El fascista tuvo una autorización de seguridad de alto secreto desde 1979, lo que ha requerido múltiples investigaciones especiales sobre sus antecedentes. Caldwell también dirigía una empresa consultora que trabajaba en secreto para el gobierno de Estados Unidos.

“Ha sido investigado y se ha considerado en numerosas ocasiones que es una persona digna de la confianza del gobierno de Estados Unidos, como indica el hecho de que se le haya concedido una habilitación de seguridad de alto secreto”, dice el abogado en su escrito.

La mayoría de los jefes de sección del FBI ascienden en el escalafón y no está claro si Caldwell fue contratado directamente para ese puesto y si ocupó otros cargos dentro de la policía.

Caldwell es uno de los tres miembros de Oath Keepers que el mes pasado fueron acusados de la planificación anticipada del ataque al Capitolio. Desde su detención el 19 de enero, permanece encerrado en su casa de Berryville, Virginia.

Su abogado dice que no entró en el Capitolio porque tiene limitaciones físicas para una acción de fuerza. Asegura que su defendido se retiró como capitán de corbeta de la Marina y que era un “veterano discapacitado al 100 por cien”. Sufrió complicaciones relacionadas con una “lesión en acto de servicio”, incluyendo problemas en el hombro, la espalda y la rodilla.

En 2010 Caldwell se sometió a una operación de columna vertebral, que posteriormente fracasó y le provocó problemas crónicos de columna y un diagnóstico de trastorno de estrés postraumático, según consta en el expediente judicial.

https://www.nbcnews.com/news/us-news/man-charged-capitol-riot-worked-fbi-lawyer-says-n1257121

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: