El Comité Olímpico Internacional va a reprimir «cualquier manifestación política» en los Juegos

El organismo mundial que supervisa los Juegos Olímpicos ha anunciado que cualquier atleta que haga gestos políticos en el evento será castigado, y que esta regla es la voluntad de la mayoría de los atletas involucrados.

Gestos tales como arrodillarse o levantar el puño, que han dado imágenes épicas en otras épocas como la de los atletas Tommie Smith y John Carlos en México68, están prohibidos en los Juegos Olímpicos, y el COI ha prometido endurecer y aplicar «con más rigor» esta norma.

La Regla 50 del COI prohíbe cualquier forma de «manifestación o propaganda política, religiosa o racial» en los estadios o en los podios.

Para adoptar esta medida, el Comité dice haber encuestado a un tercio de los atletas que participarán en los próximos juegos y descubrió que la mayoría quiere que se mantenga la regla.

La jefa de la Comisión de Atletas del COI, Kirsty Coventry, quien supervisó la encuesta, comentó: “No quisiera que algo me distraiga de mi competencia y me quite de eso«.

Cuando se le preguntó si los atletas que hagan tales gestos serán castigados, Coventry dijo «Sí, eso es correcto», y agregó que «la mayoría de los atletas con los que hablamos es lo que están pidiendo«.

La Asociación Olímpica Británica se ha posicionado en contra de la postura del COI, y el presidente de World Athletics, Lord Coe, también dijo que los atletas deberían poder arrodillarse durante las ceremonias de medallas olímpicas.

a habido una oposición significativa entre los aficionados al deporte, especialmente en el fútbol, ​​a los jugadores que se arrodillan. Sin embargo, algunos clubes se han encargado de castigar a los aficionados que expresan su oposición en los partidos, llegando incluso a exigir lecciones de reeducación o prohibiciones en los estadios.

Algunos jugadores también han expresado su oposición a arrodillarse, que ha sido un gesto muy habitual en las protestas contra el racismo en Estados Unidos e Inglaterra. En particular, el futbolista de Nottingham Forest, Lyle Taylor, prometió que no participará en protestas antes de los partidos, calificando a la organización Black Lives Matter como un «grupo marxista»:

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: