Desvelado el misterio: los Guardias Civiles cobran comisión por cada multa que imponen

Según ha denunciado la Asociación Unificada de la Guardia Civil, los agentes perciben un porcentaje de productividad en función de las multas que imponen, ya sea en materia de tráfico o de Seguridad Ciudadana. Esa «productividad» también se extiende a la Policía Nacional en su ámbito de competencia.

Tal y como ha denunciado el sindicato del Instituto Armado, el complemento retributivo de la Guardia Civil que pertenece a la Agrupación de Tráfico, es un porcentaje que reciben los agentes y que comenzó en el año 2006 y que cuenta con una tabla con la que calcular la cifra que deben recibir los guardias.

Cada unidad tiene fijados unos objetivos que sirven de base para crear este complemento. En caso de no alcanzarlos los agentes reciben, en primer lugar, un aviso por bajo rendimiento. En segundo lugar, se les retira la mitad del complemento retributivo y, en última instancia, proceden a la retirada total de este porcentaje de productividad. En síntesis, el mecanismo premia a quien más multas ponga y en cambio, se le rebaja el sueldo a quien menos.

Esto se producen porque los jefes de las unidades necesitan «engordar» las estadísticas de su departamento y lo que más aumenta estos niveles son las multas que los agentes del instituto armado imponen. La AUGC incluso ha recurrido ante los juzgados estas sanciones que, en su mayoría, fueron revertidas.

De hecho los agentes reciben más puntos poner multas, como no llevar el cinturón o cualquier tipo de protección al volante, que por realizar un auxilio de emergencia, es decir, que por realizar un rescate de una persona, por lo que la imagen heroica de las campañas oficiales es, en la práctica, papel mojado.

El llamado «Resumen de Actividades Individuales (RAI)», la herramienta que valora la actividad de cada agente y la relaciona con la del resto del Cuerpo, ha convertido a los guardias civiles, según el sindicato, en «cajas registradoras del Gobierno», en lugar de «primar la vigilancia y el control del tráfico».

La AUGC ya advirtió en una campaña contra esta práctica en 2013 que la misma «va a poner en tela de juicio la confianza en la Guardia Civil». Aparte, el RAI ha instituido una competencia entre agentes y unidades, una especie de «concurso» donde gana el que más celo ponga a la hora de sacar la libreta.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: