Cuatro años de cárcel por el desalojo de los okupas de Can Vies

Tras los juicios celebrados en Barcelona la semana pasada, los tribunales han impuesto penas de entre ocho meses y tres años y nueve meses de cárcel a cuatro condenados por el desalojo a finales de mayo de 2014 del centro okupa de Can Vies, del barrio de Sants de la capital catalana. Las movilizaciones se prolongaron a lo largo de toda la semana.
De los cuatro condenados, a Quim el Juzgado Penal 28 le impone la pena más alta, tres años y nueve meses de cárcel, por atentado a agente de la autoridad por lanzar una botella de cristal a un mosso d’Esquadra que impactó en su escudo. Le aumentan la condena por el uso de un instrumento peligroso y un disfraz, al ir tapado con una bufanda.
En diversas sentencias el juez ha condenado a un año de cárcel a Sebastián y a Paula por los delitos de atentado a agente de la autoridad; a ocho meses de cárcel a Arturo por resistencia a la autoridad, y ha absuelto a Arturo de los desórdenes por los que estaba acusado.
El incidente con Quim se produjo durante los disturbios en la calle de Sants, cuando tiró la botella «de cristal grande» contra uno de los agentes uniformados que estaba a unos veinte metros; diez minutos después fue detenido en la calle Galileo.
Sebastián estaba sobre las 23 horas del 29 de mayo en la calle Creu Coberta lanzando piedras contra un cordón policial y luego en la calle Rei Martí colocó al menos un contenedor a modo de barricada para impedir el paso de los furgones policiales; al ser detenido, mostró «una fuerte oposición, dando golpes con los puños y patadas contra los agentes que pretendían detenerlo», dice la sentencia.
El mismo día y sobre la misma hora, Paula estando junto a unas 15 personas en la calle Watt, lanzó una piedra contra un mosso de paisano «con la intención de herirlo», según la sentencia que la condena a un año de cárcel.
La noche anterior Arturo estaba en el cruce de rambla de Badal con Constitució huyendo de los furgones policiales. Fue alcanzado por uno de los agentes y se opuso a su detención «dando golpes al mencionado policía, cayendo ambos al suelo y siendo finalmente reducido».

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: