‘Cada vez que haya un manifestante detenido, protestaremos en las calles’

El martes se concentraron más de 300 manifestantes frente al Tribunal Militar de Beirut para exigir, por segunda vez en 48 horas, la liberación de los detenidos del norte de Líbano y la Bekaa.

Desde principios de mes, se han producido tres manifestaciones frente al Tribunal Militar.

Se siguen produciendo altercados porque la policía, presente en gran número, bloqueó varias carreteras que conducían al Tribunal, impidiendo a muchos manifestantes unirse a sus compañeros. A primera hora de la tarde, varios de ellos procedentes de Trípoli acudieron a reforzar las filas de los manifestantes en el lugar. Se incendiaron algunos contenedores de basura y se registraron altercados, pero no se registraron heridos.

Desde finales de enero Trípoli ha estado sacudida por grandes manifestaciones contra la situación socioeconómica, agravadas por el confinamiento, que acabaron en enfrentamientos entre manifestantes y policías, con el resultado de la muerte de una persona, un joven llamado Omar Tayba, y varios cientos de heridos.

Tras las movilizaciones, la policía llevó a cabo al menos 30 detenciones entre los militantes que participaron en ellas, en su mayoría de Trípoli y Bekaa. Al parecer, algunos de ellos fueron detenidos por los servicios de inteligencia, mientras que otros desaparecieron del radar durante varios días.

“Hay 24 manifestantes detenidos y no creemos que vayan a ser liberados hoy”, dijo uno de los abogados de los manifestantes. Varios abogados también participaron en la manifestación. “Estamos aquí para defender nuestra dignidad y no dejaremos que nadie se aproveche de ella”, dijo Rabih el-Zein, una de las principales figuras de la protesta popular que comenzó el 17 de octubre de 2019. “Cada vez que haya un manifestante detenido, protestaremos en las calles”, prometió.

“Queremos cambiar todo el sistema vigente, pero hasta ahora no hemos conseguido este objetivo”, dijo otro manifestante de la Montaña, Chadi Hamze, que denunció el tráfico de productos subvencionados en el extranjero, mientras la economía libanesa está en bancarrota desde hace más de un año.

El lunes, varias personas resultaron heridas, entre ellas al menos tres mujeres, en escaramuzas entre los antidisturbios y los militantes reunidos ante el edificio del Tribunal con el mismo propósito. Los enfrentamientos comenzaron cuando algunos manifestantes lanzaron botellas a la policía, que respondió intentando disolver la concentración, incluso con palos.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: