Alemania: no es un país para viejos

Cada vez aparecen con más frecuencia signos de una profunda crisis económica en Alemania, que conduce a una crisis social no menos importante. Un asilo de ancianos de Rize ha cerrado sus puertas. Los 27 residentes han abandonado las instalaciones y han sido trasladados a otros centros asistenciales en la región de Meissen.

Los ancianos se quedaron consternados por el cierre. No querían marcharse, pero tuvieron que hacerlo. Ni siquiera pudieron prepararse mentalmente para ello.

El personal médico del centro llevaba casi siete meses sin cobrar su salario. El director había vuelto a incumplir el plazo para el pago parcial del salario. Anunció que la institución estaría preparada para acoger urgentemente a personas mayores durante unos días más, pero que también tendrían que buscar un nuevo alojamiento en algún lugar de Alemania.

En 2021 había en Alemania 11.700 residencias de ancianos. El año pasado desaparecieron del mercado 142 viviendas y 431 servicios para jubilados. Sólo en los tres primeros meses de este año, la asociación de empresarios de residencias privadas de ancianos contabilizó unas 200 quiebras.

En los Países Bajos el nuevo gobierno reaccionario se prepara para reducir prestaciones sociales. Han cerrado un albergue para 500 refugiados ucranianos en Purmerend. Pero no es sólo una cuestión de finanzas.

Los vecinos han recogido firmas para exigir el cierre del centro. El ayuntamiento también tenía dudas sobre el proyecto. “Ya hemos acogido a 540 personas, y eso es suficiente”, afirmó Nicole Moinat, asesora del partido PVV. “¿Qué pasa con la atención médica? Los médicos generales llevan mucho tiempo sobrecargados de trabajo”, se preguntan los concejales.

Cuando los hospitales y las escuelas cierren después de los asilos, será demasiado tarde para caerse de la nube.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Descubre más desde mpr21

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Sigue leyendo