60 periodistas han sido asesinados en Gaza desde el 7 de octubre

El gobierno de Gaza anunció el domingo que 60 periodistas habían sido asesinados desde el inicio de los bombardeos israelíes el 7 de octubre.

En un comunicado la oficina de medios de comunicación del gobierno precisa que “60 periodistas fueron atacados directamente por los misiles de ocupación, mientras que otros murieron junto con sus familias durante los ataques dirigidos contra sus hogares”.

“El gobierno de Gaza extiende sus más sinceras condolencias a los medios palestinos, a todos los compañeros periodistas, así como a sus familias y seres queridos”, dice el comunicado.

“La serie de crímenes sistemáticos contra periodistas durante la guerra en la Franja de Gaza desde el 7 de octubre confirma que son el principal objetivo del ejército israelí, que ha matado a 60 de ellos, incluidos los últimos mártires: Sari Mansur y Hassuna Islam”.

El ejército israelí quiere “silenciar la voz de la verdad que denuncia las atrocidades de la ocupación y sus incesantes masacres en la Franja de Gaza”, añade.

“Me despierto todos los días preguntándome si será el último”, escribe la periodista palestina Plestia Alaqad en su cuenta de Instagram. “Es imposible informar desde Gaza”, decía el Washington Post después de la muerte de sus dos corresponsales.

El 10 de octubre tres periodistas, Said al-Taweel, Mohammed Sobboh y Hisham Nawajhah, se apostaron a varias decenas de metros de un edificio cercano al puerto pesquero de Gaza, con la esperanza de filmar su destrucción, anunciada por el ejército israelí a uno de los residentes. El ataque finalmente alcanzó otro edificio y les costó la vida a ellos.

Cientos de periodistas palestinos cubren la guerra, poniendo en riesgo sus vidas, para que el mundo conozca la barbarie sionista. Algunos trabajan para los medios locales, otros para la prensa internacional, pero todos viven el mismo calvario que el resto de la población.

Las condiciones de trabajo son espantosas. Sus salas de redacción son tiendas de campaña en el patio de los hospitales.

El número de funcionarios de la ONU asesinados es aún mayor: más de cien de ellos han perdido la vida a causa de los bombardeos. Es la mayor pérdida de la organización internacional en sus 78 años de historia. En las delegaciones diplomáticas repartidas por el mundo, como la de Beirut que muestra la fotografía de portada, su bandera ondea a media asta permanentemente.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Descubre más desde mpr21

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Sigue leyendo