‘O los tests son muy malos o la circulación del virus es inexistente’, dicen los médicos gallegos

Los centros de salud comenzaron el pasado jueves a realizar los test rápidos del estudio epidemiológico con el que el Sergas quiere evaluar la prevalencia del coronavirus en la población gallega, casi 51.000 pruebas en esta primera fase y otros 51.000 en la segunda oleada. Pero tras tres días de muestras -el jueves apenas se hicieron- los médicos de familia están sorprendidos, apenas hay casos positivos. «O los test son muy malos o la circulación del virus en Galicia es inexistente», dice Jesús Sueiro, médico del ambulatorio Concepción Arenal, el más grande de Santiago.

Los datos de este centro son más que llamativos. Se trata de un ambulatorio de la capital de Galicia, una zona urbana en la que ha circulado el virus, y no ha tenido ni un solo positivo entre las 215 pruebas realizadas desde el viernes hasta primera hora de esta tarde. «Estamos sorprendidos, razonablemente no es lo esperado, es raro», insiste Sueiro. Susana Aldecoa, facultativa en un centro de salud del casco urbano de Vigo, Beiramar, tiene la misma impresión, «aquí hemos concentrado las muestras de tres centros de salud, hacemos unas cuarenta diarias, y ni una ha sido positiva». En el de Porto do Son tampoco han encontrado positivos, aunque en este caso ven una explicación lógica «apenas hemos tenido a pacientes con covid-19, así que era lo esperado», dice Sergio Cinza, médico en este centro de salud. Sanidad elimina de sus informes los positivos por test de anticuerpos, que suman 19.000 contagios más.

Uno de los argumentos que explicaría estos resultados es que, al contrario de lo que ha llegado a pensarse, el virus apenas ha circulado entre la población gallega. Y esto supondrá más restricciones en la desescalada, porque cuanto mayor sea la tasa de población inmunizada, más fácil será la vuelta a la normalidad.

La otra sospecha que tienen los facultativos es que estos test rápidos no sean de buena calidad. Se trata de las pruebas que envió el Ministerio de Sanidad a las comunidades a principios de abril y que la Xunta desechó como herramienta diagnóstica porque no permiten diferenciar si el usuario está en plena fase de infección o ya se ha curado. Lo único que detectan es que el paciente ha estado en contacto con el virus porque tiene anticuerpos. Cuando se cuestionó la eficacia de este test, de la marca Wondfo, el Gobierno central aseguró que su fiabilidad fue estudiada en el Centro Nacional de Microbiología con muestras de pacientes de varios hospitales. En aquel momento destacaron además su sensibilidad, de un 80 % a partir de los siete días de infección y superior al 64% en todos los casos.

El Sergas envió un correo electrónico a todos los centros de salud con los resultados de las muestras hechas la semana pasada -fundamentalmente el viernes, ya que el jueves apenas se hicieron-. Estaba citadas 5.043 personas y solo se obtuvieron 37 positivos: quince en Vigo; cinco en Santiago; cinco en Ourense; cuatro en Lugo; cuatro en Pontevedra; dos en A Coruña y dos en Ferrol. Llama la atención la baja incidencia, ya que supone un porcentaje de prevalencia del 0,73 % —se esperaba al menos un 5 —, y sobre todo en áreas como la de A Coruña, la que tiene más contagios y en donde apareció el coronavirus en Galicia. La Consellería solo ha facilitado datos de los test realizados hasta el lunes por la noche, más de nueve mil, pero no de los positivos. Marisa López: «Mi hija Loreto se hizo cargo de una casa donde éramos cuatro positivos».

Las dudas sobre el test no son exclusivas de los profesionales gallegos. En Cataluña decidieron no utilizarlos cuando el Ministerio los envió a principios de abril por poco fiables, y en Navarra, en donde también se usan para estudios de población, están sorprendidos por los escasos positivos. Lo achacan a que en lugar de hacer una extracción de sangre venosa, como indica el fabricante del test, se realiza una punción en el dedo, una extracción capilar, lo que podría dar lugar a falsos negativos. En Galicia, los médicos de familia consultados no creen que esta respuesta explique la baja incidencia, «podría haber pequeñas oscilaciones pero no puede ser la causa de un porcentaje tan bajo de negativos», explica Jesús Sueiro. «El resultado debería ser similar», apunta Cinza. Desde el Sergas recuerdan que la punción capilar está incluida también en la ficha técnica del test y permite obtener los mismos resultados.

Quedan por lo tanto dos opciones, o la fiabilidad del test es cuestionable o con los datos provisionales —de momento todavía con una muestra pequeña— hay que concluir que pocos gallegos están inmunizados frente al coronavirus.

El Gobierno central ha diseñado su propio estudio epidemiológico, que arrancaba este lunes aunque en Galicia no ha comenzado. En este caso serán noventa mil muestras en total, unas 4.000 en la comunidad gallega, y se hará en colaboración con el INE y los servicios de salud. Al contrario que el del Sergas, este se hará en los hospitales, y en primaria en aquellas zonas alejadas de los centros hospitalarios.

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/sociedad/2020/04/28/test-malos-circulacion-virus-inexistente/00031588087918075969314.htm

Más información:
– Las pruebas para detectar el coronavirus fallan más que una escopeta de feria

– Para paliar los errores de los tests, Estados Unidos quiere duplicar las pruebas de detección
– La OMS reconoce, por fin, que los tests dan falsos negativos y también falsos positivos
– La OMS pone a Suecia como ejemplo de tratamiento modélico de la pandemia por no imponer el toque de queda 
– ‘Es terrible’: más científicos confirman que las pruebas de coronavirus no son nada fiables 

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: