Los manifestantes asaltan el Palacio Presidencial de Sri Lanka poniendo en fuga al Jefe de Estado

Esta mañana el presidente de Sri Lanka, Gotabaya Rajapaksa, ha tenido huir del Palacio Presidencial de Colombo que estaba a punto de ser asaltado por una multitud de manifestantes enfurecidos.

El canal privado Sirasa TV mostró imágenes de la muchedumbre asaltando la sede oficial de la presidencia, hasta ahora fuertemente custodiada. Rajapaksa sigue siendo el Presidente del país, aunque está siendo protegido por el ejército en un lugar oculto.

Desde hace meses la situación en Sri Lanka es inestable a causa de las protestas de la población en la calle. La policía ya no puede contener a la multitud. Han tenido que recurrir al ejército, que ha abierto fuego contra los manifestantes. A pesar del toque de queda, las barricadas e incendios son cotidianos.

La crisis económica no tiene precedentes, marcada por la escasez de alimentos y combustible, los cortes de electricidad y el aumento de la inflación, que alcanzó el 55 por cien en junio. La ONU calcula que cerca del 80 por cien de la población se salta una de las comidas para hacer frente a la escasez de alimentos y al aumento de los precios. En las calles se ven largas filas para aprovisionarse con una bombona de gas.

El jueves el banco central subió los tipos de interés un punto porcentual, hasta el 15,5 por cien, y advirtió que la inflación podría alcanzar el 80 por cien a finales de año.

La economía está entrando en recesión. Tras un crecimiento del 3,7 por cien en 2021 y una contracción del 3,6 por cien del Producto Interior Bruto (PIB) en 2020, el Primer Ministro Ranil Wickremesinghe estimó esta semana que el PIB podría hundirse un 7 por cien este año, sin ninguna perspectiva de que mejore. “También tendremos dificultades en 2023”, añadió.

El país está en bancarrota, ya que en abril dejó de pagar una deuda externa de 51.000 millones de dólares. El gobierno está negociando un paquete de rescate con el Fondo Monetario Internacional, que se niega a entregar nada por los lazos del actual gobierno con China.

El ministro de Educación de Sri Lanka, Susil Premajayanth, ha viajado a Rusia para conseguir la ayuda económica que les saque del hundimiento.

comentario

  1. Cuando Hacienda recauda más que nunca en la historia, y la Deuda país es la más alta de la historia, es porque el rescate encubierto de la banca y corporaciones quebradas es la más alta de la historia.

    Os preguntaréis por qué un gobierno (El Estado) paga la deuda CORPORATIVA de las empresas cotizadas. Porque el Estado ya pertenece a las CORPORACIONES y la gestión de deuda de las corporaciones se cobra de los ciudadanos directamente a través de los impuestos y subida de precios mediante la inflación (gasolinas, electricidad, gas, impuesto al ahorro y al patrimonio, expropiaciones de segundas viviendas que veremos).

    Deuda Corporativa significa que las empresas cotizadas en los mercados financieros pueden tener deuda. Y si la hay, tiran de tus bienes y dinero porque el Estado les pertenece y tú perteneces al Estado, y más en un estado social comunista. Por eso al estar quebradas no paran de emitir deuda e hiperinflación. La primera culpable fue Soraya Sáez de Santamaría al firmar los balances compartidos; utilizando los balances de resultados de unas a otras convenientemente al estar todas familiarizadas con capitales sociales participativos en todas como fondos de inversiones sionistas como Black Rock, Goldman Sach, Vanguard, y otras.

    Se hicieron en Hacienda de unas corporaciones para otras. No se volvió a hablar y ni se encuentra ya en las hemerotecas, pero ahí estuvo y está. Pedro Sánchez lo que ha hecho es suprimir ese trámite y rescatar las corporaciones y bancos de forma permanente con la subida de gasolinas, electricidad y alimentos, cuya inflación al alza astronómicas en los precios va directamente a las cotizadas sin pasar por la caja de Hacienda, más al estar la mayoría con sus domicilios sociales radicada en paraísos fiscales.

    La primera deuda corporativa con cargo a los ciudadanos norteamericanos la emitió Monsanto que aglomera a todas las de bienes de consumo. Cuando se fusionó a Bayer y BASF pasó a la UE, y cuando se unieron los bancos en el BCE fue absoluta.

    Hoy estuve hablando con un señor que se supone que conoce los mercados bursátiles y financieros. Ni idea, y me preocupa porque supone que el tsunami será enorme. Mayor que el pánico que les han creado con los viales. Sacad el dinero, comprad comida seca o en botes para seis meses.

    Ayer han caído todas las empresas cotizadas y además el oro, que nunca baja porque baje la bolsa como valor refugio. Todo por la economía de guerra de Macron y la nacionalización socialista de los bienes básicos de producción. Imaginad cuando mueva ficha socialista Pedro Sánchez, que lo único que sabe es firmar y regalar lo que no es suyo.

    fuente: https://eladiofernandez.wordpress.com/

    Es inevitable el estallido social, se espera un otoño negro y un gran apagón por el corte de gas, aumento de la inflación con estanflación, impagos, una de cada tres empresas en concurso de acreedores, ya están tomando medidas, CORRALITO, se atrinchera el gobierno español sin dimitir por su incapacidad. Nos están arrastrando a una guerra civil, condenados están los que han olvidado la historia.

    Saludos cordiales

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: