Las principales divisas mundiales han empezado a hundirse

Hace años que los mayores países capitalistas están en quiebra. No es que deban más de lo que tienen, sino que nunca van a poder pagar sus deudas, ni las públicas ni las privadas. La burbuja especulativa es la mayor de todos los tiempos.

El único paliativo es pinchar la burbuja: que los tipos de interés estén por debajo de la inflación.

Los tipos de interés llevan 40 años bajando en todo el mundo y en 2020 alcanzaron su nivel más bajo en 700 años. Empezaron a subir el año pasado.

Cuando los tipos suben, el valor de los activos financieros cae. A causa de ello las pérdidas ascienden a 6,4 billones de dólares y van a serguir aumentando en lo sucesivo.

El crecimiento del PIB se va a reducir y aparecerá la recesión. Los ingresos fiscales de los Estados también se van a reducir, lo que aumentará la deuda pública aún más.

Japón es el país capitalista más endeudado del mundo, con una relación entre la deuda pública y el PIB del 252 por cien. El yen es la primera divisa en hundirse y el Banco de Japón hace lo que todos: intenta frenar la subida de tipos imprimiendo dinero de papel y comprando deuda.

Con una inflación del 1,2 por cien, el Banco de Japón ha limitado el tipo de interés a 10 años al 0,25 por cien. Es la tasa más alta que el país puede permitirse. La forma que adopta el hundimiento es la devaluación del yen que, en cinco años, ha perdido la mitad de su valor en oro. El yen ha tocado su mínimo en veinte años y lleva tres semanas cayendo con fuerza frente al dólar.

El deudor que paga con una moneda devaluada, paga menos dinero. Es una quiebra encubierta, un espejismo.

Tarde o temprano, a los demás países capitalistas les ocurrirá lo mismo. Todas las demás monedas se desplomarán frente al oro, incluyendo el dólar, la libra y el euro. El precio del oro ya ha superado su máximo de 2020. Además del yen, otras monedas también han empezado a caer, tanto si se mide con respecto al oro como si se mide con cualquier materia prima.

Lo mismo se puede decir del resto de mercancías, cuyo precio está subiendo de manera incontrolada. No obstante, se reproduce el espejismo: las distintas monedas no cambian su valor relativo, unas frente a otras. Pero todas pierden valor frente al oro.

El yen no es un caso aislado sino el pionero de una devaluación generalizada de las principales divisas mundiales.

comentarios

  1. Difícil es decir todo lo que se afirma en este articulo, consecutividad no es lo mismo que causalidad.
    En el periodo 2007-2012 el Yen tocó máximos, cambiando a 175 con el Euro y se mantuvo en el entorno del 140. Fue una etapa turbulenta en todo el planeta pero en Japón se saldó sin muchos problemas.
    Si una persona se endeuda sin el respaldo de un buen salario es una situación preocupante. Si un país se endeuda respaldado por una economía con ingresos estables, no parece que represente un gran problema, sobre todo si además tiene activos que respaldan la deuda.
    Desde la puesta en funcionamiento del CPTPP, este todavía no ha dado los frutos esperados, pero es un proceso progresivo e imparable que en los próximos años se consolidará creando una gran zona de intercambio comercial que favorecerá a todas las economías de la región.
    Y esta es la hipótesis:
    ¿Está EE.UU. intentando forzar a los países miembros de este tratado a que ignoren las peticiones Chinas de unirse a este Club y por eso todo el planeta se ha convertido en una zona de guerra económica?
    ¿Qué pasaría si EE.UU. perdiera su influencia en países como Japón, Filipinas o Australia, en favor de los Chinos?

    1. Si hubieras leído el texto, verías que es bastante claro que el yen y demás divisas mundiales están cayendo con respecto al oro y las materias primas, no unas con respecto a otras

    2. De hecho, desde hace unos años hacia aquí , es buen sabido qué NADIE (desde el más pequeño al más grande) puede pagar todo lo que debe.
      Y así se lleva mucho tiempo sorteando la deuda, con más deuda.
      EEUU, por ejemplo, es un verdadero maestro en el arte de deber, y hacer que los demás deban (es el más poderoso de los esclavismos del siglo XXI)
      Pero EEUU tiene la «magia» no ya sólo de imprimir más y más «papelitos» sino también de crear «bytes» de ordenador de la mas absoluta de las nadas (lease Reserva Federal), que son también deuda y más deuda sin ninguna clase de respaldo y sin límite.
      Y así nos encontramos con una espiral de esclavismo de deuda impagable que convierte a las «Bestia Yankee» en el dueño y señor de este mundo endeudado, de tal forma que el país que se niega a entrar en esta espiral absurda y criminal de deuda, es automáticamente excluído de este «selecto club» creado a imagen y semejanza de EEUU.
      Tiene c….. la cosa…….

Los comentarios están desactivados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Descubre más desde mpr21

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Sigue leyendo