La rendición de los nazis en Azovstal tiene un efecto dominó sobre todo el frente del Donbas

Dado que más de 2.400 soldados ucranianos en Azovstal se han rendido, esta rendición masiva tiene un efecto dominó sobre el resto de las tropas ucranianas en el Donbas, lo que les lleva a deponer también las armas.

Desde el 16 de mayo, continúa la rendición gradual de los soldados ucranianos que estaban rodeados en la fábrica Azovstal de Mariupol. Un total de 2.439 soldados ucranianos se han rendido, entre ellos el comandante de la 36 brigada de las fuerzas armadas ucranianas, Serguei Volynski, apodado Volyn, que se ha rendido hoy, seguido por el segundo al mando del regimiento neonazi Azov, Sviatoslav Palamar, apodado Kalyna, y finalmente el comandante del regimiento neonazi Azov, Denis Prokopenko. La rendición de los tres comandantes marcó la liberación del territorio de la fábrica Azovstal, que ahora está totalmente bajo el control del ejército ruso y de la milicia popular de la RPD [República Popular de Donetsk].

Los tres comandantes entregaron sus armas a las fuerzas armadas rusas y a la milicia popular de la RPD [República Popular de Donetsk], sus pertenencias fueron registradas y pasaron por el procedimiento estándar como todos los demás soldados ucranianos en Azovstal antes de subir a los autobuses que los llevaron al centro penitenciario de Elenovka.

El centro fue visitado por la Cruz Roja, que pudo comprobar que los presos eran tratados de acuerdo con la Convención de Ginebra. Los soldados ucranianos confirmaron a los representantes de la Cruz Roja y a un representante ucraniano que se les trata bien, que se les da de comer tres veces al día, que la comida es buena y que reciben una atención adecuada a su estado. Esto es muy diferente del trato dado a los soldados rusos capturados por el ejército ucraniano.

También hay que señalar que el perfil y el estado de los soldados ucranianos que salieron de Azovstal para rendirse fue muy diferente de un día a otro. Mientras que el primer día de la rendición los soldados ucranianos que salían de la fábrica estaban demacrados y parecían estar en muy malas condiciones, al día siguiente eran soldados relativamente limpios y bien alimentados los que se rindieron. La diferencia estaba en la unidad a la que pertenecían estos soldados. Si el primer día fueron principalmente soldados de la FAU [ejército regular ucraniano] los que se rindieron, al día siguiente fueron principalmente los combatientes del regimiento Azov.

Al inspeccionar su equipaje, los soldados rusos y de la DPR [República Popular de Donetsk] encontraron una gran cantidad de alimentos enlatados, lo que sugiere que los combatientes de Azov se habían apropiado de las reservas de alimentos, dejando a los demás soldados ucranianos morir de hambre.

“La situación alimentaria era muy diferente en los distintos búnkeres de Azovstal”, afirma Igor Kimakovski, asesor del dirigente de la RPD [República Popular de Donetsk] que participó en las negociaciones. “En algunos lugares había reservas de alimentos enlatados, agua fresca y medicamentos. Y en otros lugares, los soldados ucranianos sólo recibían 150 gramos de gachas y un pequeño trozo de tocino al día. El agua fue tomada de las tuberías de la calefacción central”.

Si a la rendición masiva de soldados ucranianos de Azovstal se le sigue llamando (delirantemente) “evacuación” por parte de Zelensky y de muchos medios de comunicación occidentales, es porque las autoridades ucranianas y los gobiernos occidentales que apoyan activamente a Ucrania entienden que tendrá y está teniendo ya un efecto sobre la moral del resto de las tropas ucranianas en el Donbas.

Por ejemplo, el 18 de mayo se publicó un vídeo de soldados de la 115 brigada de las FAU [ejército regular ucraniano] estacionados en Severodonetsk -actualmente casi completamente rodeada y ya tomada por el ejército ruso y la milicia popular de la RPL [República Popular de Lugansk]- en el que los soldados anunciaban que se negaban a luchar por falta de refuerzos, de mando y de equipo militar adecuado. Está claro que los soldados ucranianos se niegan a ser utilizados como carne de cañón y enviados a una muerte segura.

En aquel vídeo, los soldados del 3er Batallón de la 115 Brigada hacen referencia a otro vídeo de otro batallón de la misma brigada que también se niega a luchar. Hay entre 8.000 y 15.000 soldados ucranianos en la región de Severodonetsk. Esto significa un gran número de posibles rendiciones de soldados ucranianos adicionales.

Ya han comenzado las rendiciones masivas de soldados ucranianos en la LPR [República Popular de Lugansk].

Sobre todo porque el abandono de los hombres en el frente por parte de sus comandantes parece haberse convertido en la norma. Así, las esposas de los soldados del 103 Batallón de Defensa Territorial (el Volkssturm en salsa ucraniana) han descubierto que mientras sus maridos mueren en el frente, ¡su comandante es acogido calurosamente en Lvov!

Si la rendición de los soldados ucranianos de Azovstal tiene tal efecto sobre el resto de las tropas ucranianas, es porque los combatientes del regimiento neonazi Azov (que representaban un buen tercio de los soldados presentes en el sótano de la fábrica) están entre los más fanáticos. Si incluso ellos se rinden, ¿por qué los reclutas y otros soldados ucranianos, mucho menos fanáticos, deben ir a una muerte segura, sin medios adecuados para defenderse, mientras sus comandantes están a salvo lejos del frente? Queda por ver lo grande que va a ser este efecto dominó y si será suficiente para socavar seriamente la defensa ucraniana en el Donbas.

Christelle Néant https://www.donbass-insider.com/fr/2022/05/20/effet-domino-de-la-reddition-des-soldats-ukrainiens-a-azovstal-sur-le-reste-des-troupes-ukrainiennes-dans-le-donbass/

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: