La defensa aérea ucraniana no ha derribado ningún misil hipersónico

Cada día los bots de la OTAN nos bombardean con comentarios a las noticias que publicamos. Uno de los últimos alude al derribo el 4 de mayo de un misil hipersónico Kinjal en Ucrania. No es tan invencible como lo pintamos nosotros.

El sitio web ucraniano Defense Express publicó fotografías que mostraban los fragmentos del misil derribado por una batería Patriot estadounidense. El alcalde de Kiev, Vitaly Klitschko, posó con los restos del misil ante los medios de comunicación alemanes.

“Sí, hemos derribado el misil Kinjal, que no tiene equivalente. Felicito al pueblo ucraniano por este acontecimiento histórico”, declaró el general Mykola Oleshchuk, jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Aéreas ucranianas, quien añadió que el Kinjal había sido disparado por un MiG-31K desde el espacio aéreo ruso.

El secretario de prensa del Pentágono, Pat Ryder, no desmintió la información (1) para transmitir que el armamento estadounidense es mucho mejor que el ruso, prácticamente invencible. Sin embargo, el ejército de Estados Unidos solo tiene quince unidades Patriot en total y muchas de ellas están desplegadas en el extranjero. No hay información de que hayan enviado ninguna a Ucrania, aunque es posible.

En cualquier caso, los Patriot necesitarían especialistas del ejército estadounidense, o bien contratistas de Raytheon para prestar apoyo a la unidad, y no hay constancia de ello (aunque tampoco hay que descartarlo).

Por lo demás, en Yemen los Patriot no fueron capaces de detectar ni siquiera muchos de los misiles convencionales que lanzó Ansarollah (2).

Cualquiera puede darse cuenta de que un misil lento, como el Patriot, no puede alcanzar a otro que vuela a velocidades supersónicas. El Pentágono ha confesado en repetidas ocasiones que los radares de la generación actual, incluidos los Patriot, no pueden rastrear un misil hipersónico. Las defensas aéreas no tienen, pues, tiempo de reacción. Lo que mostraron las fotos ucranianas era una bomba perforadora rusa BetAB-500ShP sin una parte del cohete.

Otra posible explicación es que el Kinjal no volara a velocidades hipersónicas, pero es otra especulación infundada.

Inicialmente la Fuerza Aérea Ucraniana se negó a hacer ningún comentario sobre el derribo. Después, a través de su portavoz, el coronel Yuri Ignat, negó haber derribado el Kinjal. Es más, dijo que no hubo ningún ataque con misiles en la noche del 4 de mayo cuando ocurrió el supuesto derribo. Pero 24 horas más tarde dijo lo contrario. La aviación ucraniana reivindicó la imposible interceptación del misil ruso, que tiene una velocidad de 10-13 mach.

A fecha de hoy ni Ucrania, ni la OTAN, ni Estados Unidos tienen medio de alguno de interceptar un misil que corre a esa velocidad. No obstante, el bulo confirma que la aviación rusa está utilizando este tipo de misiles en la Guerra de Ucrania.

(1) https://zephyrnet.com/de/Das-Pentagon-best%C3%A4tigt%2C-dass-die-Ukraine-gemeinsam-mit-US-Patrioten-eine-russische-Kinzhal-Rakete-abgeschossen-hat/
(2) https://ac.news/patriot-shootdown-of-a-kinzhal-dezinformatsiya/

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Descubre más desde mpr21

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Sigue leyendo